23/8/2008

El dinero hace la felicidad

Había llegado a la conclusión de que en este mundo capitalista necesitamos dinero para vivir. Y no, no es que necesitamos dinero para ser felices, pues está muy claro que para ser feliz el dinero no es la herramienta esencial.

Pero sí, en el mundo capitalista, el dinero es esencial para vivir. Si yo quiero comer, tengo que comprar la comida. Si yo quiero estudiar, tengo que pagar los libros (esto descontando que también se paga en algunos casos escuela/universidad o lo que fuere). Si yo quiero vestirme, tengo que pagar la ropa que me pongo. Y ojo, no digo que el dinero compre la felicidad, pero como dijeron Les Luthiers, "el dinero no hace la felicidad, la compra hecha". Y esta frase la cito con un poco de humor, pero con un poco de realidad, pues si digo que no es verdad entonces sería un hipócrita, y si no miren mi entrada anterior.

El dinero sí trae la felicidad aparejada con ciertas cosas materiales o no que podamos comprar y que nos den placer. Por ejemplo, para estar escribiendo ahora, cosa que me hace feliz y me da placer, tuve que pagar una computadora, le pago mensualmente al servicio de internet. Y si no tuviese ni la computadora ni internet no digo que no sería feliz, pero no podría disfrutar de hacer algo que me gusta y me da placer.

Está bien, es verdad que cuando hablamos de felicidad no sólo hablamos de lo que nos gusta hacer, también podemos referirnos a tener un amigo, a estar enamorado, a disfrutar un día en familia, a salir a caminar. Pero hay que admitir que hay cosas materiales en la vida que dan felicidad y que muchas veces están ligadas al dinero y a la felicidad-no-material. Si tenés una pareja, de vez en cuando salís y gastás dinero, lo mismo con amigos, lo mismo con tu familia. Si te vas de vacaciones y estuvieron re buenas, para irte de vacaciones tuviste que gastar mucha plata.

Porque, seamos realistas. Si el dinero no haría la felicidad haríamos como dijo Patricio, andaríamos corriendo por la 9 de Julio en bolas y sería mucho más fácil ser felices y no habría que trabajar ni nada por el estilo.

Lo que sucede también es que el dinero del mundo en que vivimos es la herramienta de subsistencia. Y no es sólo eso. El dinero en algunos casos es una unidad de medida. ¿Y qué mide? El esfuerzo.

Es conocida la frase, generalmente dicha por los padres, "¿vos te pensás que la plata la saco de un árbolito o la cago?", o "¿vos te creés que yo no me rompo el culo para que vos no tengas las cosas que tenés?". Y este último caso sirve para graficar el ejemplo del dinero como medida de esfuerzo, pues su remuneración al trabajo es el dinero.

Volviendo al caso de las vacaciones, para irnos a vacacionar gastamos dinero, pero si por ejemplo es una familia que no va seguido podemos inferir que esa familia hizo un gran esfuerzo para llegar a ese lugar. Entonces la felicidad en ese caso está potenciada por el hecho de que se hizo un gran esfuerzo por llegar a dónde se está.

También en el país donde vivimos, el dinero causa problemas y tristeza. En los casos donde escasea, cuando la situación viene apretada, cuando no se llega a fin de mes, no se llega a nada, y ni un alquiler se puede pagar.

En fin, el dinero no es todo... Pero cómo ayuda.

5 comentarios:

  1. esto que decis siempre fue algo que yo me pregunte o mejor dicho me planteo... si bien es cierto que sin el dinero no se puede vivir, ya sea porque tenes que comprar algo o porque podes satisfacer tus "deseos", pero a la vez me viene a la cabeza que vamos necesitandolo para alcanzar esa "felicidad" porque cada vez necesitamos, o queremos! algo mas... hay quienes en el mundo ni saben que es internet y un monton de cosas que quizas nosotros las vemos como fundamentales y sin embargo son felices! y tambien hay quienes lo tienen todo y sientes como que les sigue faltando algo para ser felices!...
    bueno, en fin yo creo que el dinero es tan solo "un medio para alcanzar esa felicidad"

    ResponderEliminar
  2. Hay quienes se preocupan por tener, y otros por ser... y obviamente, estos aspectos, van por caminos separados.

    También es claro que la cantidad necesaria de dinero para "sostener" determinada estructura de vida, estará marcada por las características de la misma. O sea, hay quienes con bastante poco son muy felices y otros con muuuucho tienen cara de ojete todo el tiempo.

    Por tal, la felicidad -sea desde lo material o no- es subjetiva.

    He dicho.
    Buenas noches.

    ¡¡¡Ahhh, y saludos candorosos!!!

    ResponderEliminar
  3. los decadentes resumen todo en un par de estrofas...
    sabe felix... ud me hace ver todo lo malo que asumi el dia que empece a trabajar y me tuve que amigar con el capitalismo, el gastadero de guita y la mar en coche...
    no quiero ofenderlo pero me deprime a veces jjajajaja

    ResponderEliminar
  4. También es necesario tener en claro a que consideramos realmente como felicidad. Yo por mi parte lo desligo completamente del tema material. Lo desligo completamente del placer, o al menos de los placeres que están "en el mercado". Lo que tampoco significa que lo que se pueda comprar sea malo, puede disfrutarse, pero para mi la felicidad va más allá de gozar.
    Por eso "ir por la nueve de julio en bolas"(es decir, "hacer lo que se me cante") no tiene nada que ver con ser feliz (para mi). Lo mismo que "no trabajar ni nada por el estilo".
    ¿Qué es la felicidad? No sé, creo que en parte es el mismo camino de su búsqueda, y en esta búsqueda no hace falta tener dinero más que para comer y vestirse. El tema es que estamos demasiado acostumbrados a cómo funciona todo en el mundo global. Siempre dije "Yo quiero sentarme con un i-pod a comer mi BigMac". Lo disfruto, pero al mismo tiempo, sé que no me contribuye en nada, de hecho me aleja.
    Recomiendo totalmente para este tema: Siddartha de Herman Hesse.

    ResponderEliminar

Coma y comente, este post caliente.